Seleccionar página

Escuche a los 64 ganadores del Grammy por álbum del año y le contarán la historia de las últimas seis décadas de música popular. Excepto, bueno, en realidad no, en absoluto. Aleja los 64 y entrecierra los ojos un poco y es posible que puedas ver una progresión general desde el jazz y los estándares vocales hasta el rock, el pop y el hip-hop, pero la línea de tiempo trazada por los ganadores del álbum del año es realmente más de Jeremy. Bearimy: constantemente curvándose, saltando y girando hacia atrás de manera impredecible.

Relacionado

¿Podría Harry Styles obtener su primer álbum del año para 'Harry's House'? los mejores grammy

Sin embargo, eso es parte de la diversión del canon de los Grammy: la historia que cuenta no siempre es la más coherente, pero es rica en lógica de pretzel de momento en tiempo que tiene sentido cuando se ve en su totalidad, sin mencionar las peculiaridades fascinantes olvidadas en la mayoría del pop perdurable. narraciones del pasado. Y de vez en cuando, la Academia de Grabación acierta totalmente, premiando un álbum tan innegablemente esencial que todos los caminos de votación conducen a él como la única respuesta.

Aquí están esos 64 álbumes aciertos, errores y todas las negociaciones intermedias y cómo se comparan entre sí, vistos desde el año 2021.

64. Mumford & Sons, Babel (2013)

A pesar de las implicaciones cacofónicas del título, solo hay un lenguaje musical que se repite sin cesar aquí: la grandilocuencia vacía del folk-rock de estadio diseñado para el consumo masivo (como, 600k misa de la primera semana), con letras balbuceadas como Extraño mis ojos sanguíneos una risa risible. sustituto del sentimiento genuino. A la mitad del segundo lado, el pisoteo principal que escuchará es el sonido de patadas en los parlantes de su computadora.

¿Debería haber ganado? Era inevitable que lo hiciera, pero cualquiera de los otros cuatro nominados hubiera sido preferible, en particular la epocal Channel Orange de Frank Ocean o la epopeya de teatro-kid-rock de fun.s Some Nights .

Ni siquiera nominados : Fiona Apples The Idler Wheel , Miguels Kaleidoscope Dream , Drakes Take Care

63. Vaughn Meader, La primera familia (1963)

Chico, Vaughn Meader está jodido, fue la famosa comedia de apertura de Lenny Bruce en su primer set después del asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963. De hecho, aproximadamente la consecuencia número 13,000 de esa calamidad histórica fue la disolución instantánea de la carrera cómica de Meaders, ya que su gran éxito discográfico (se dice que The First Family vendió un millón de copias a la semana en su punto máximo) se basó completamente en su personificación del No. 35, que quedó fechado tan instantáneamente que en diciembre el LP se retiró inmediatamente de los estantes. El conjunto no habría envejecido tan bien de todos modos, ya que sus bromas son casi todos pastiches de una sola nota predicados sobre el nivel de exposición cultural de Kennedy que es omnipresente y abrumador, aunque la parte con los líderes mundiales en una cumbre haciendo un pedido de delicatessen para el almuerzo tiene su encanto.

¿Debería haber ganado? Ciertamente, no sobre Ray Charles, los icónicos sonidos modernos en la música country y occidental , y Tony Bennetts I Left My Heart in San Francisco o Stan Getz & Charlie Byrds Jazz Samba también habrían sido mucho más valiosos.

Ni siquiera nominados: Elvis Presleys Blue Hawaii , Peter, Paul & Marys Peter, Paul & Mary , Bill Evans Sunday at the Village Vanguard

62. Ray Charles, Genius Loves Company (2005)

Una selección comprensible, dada la predilección de las Academias de la Grabación por los álbumes colaborativos repletos de estrellas y la efusión de afecto por Charles después de su muerte en 2004, sin mencionar una disculpa atrasada por el legendario innovador del soul y el rock que nunca ganó en su propia vida. Pero más allá de la juguetona reedición de Charles Here We Go Again asistida por Norah Jones que abre el set, la mayoría de estas interpretaciones van desde lo inesencial hasta lo endeble, con la aparición extrañamente poco comprometida de Willie Nelson en It Was a Very Good Year saliendo particularmente mal. -aconsejado.

¿Debería haber ganado? Es difícil reprocharlo a la Academia dadas las circunstancias, solo una pena que sucedió el mismo año en que también fueron nominados un trío de clásicos de cuatro cuadrantes: Kanye Wests College Dropout , Green Days American Idiot y Ushers Confessions.

Ni siquiera nominados: The Killers Hot Fuss , Jay-Zs The Black Album , Loretta Lynns Van Lear Rose

61. Natalie Cole, Inolvidable con amor (1992)

Los Grammy siguieron a un año de lanzamientos de LP históricos que cambiaron el juego al premiar una colección predecible de estándares pop coronados por un dúo inspirador y novedoso, marcando la pauta para el premio por el resto de los años 90 abrumados por la tradición. Es difícil imaginar que alguien realmente necesite 73 minutos de versiones de Natalie Cole de su difunto padre Nat King Cole como algo que no sea la música de fondo de fondo, aunque los dúos que se entremezclan en la canción principal crearon un merecido éxito cruzado, una combinación de magia de estudio y generación improbable. -y-magia de cruce de reinos.

¿Debería haber ganado? No. Si la Academia no quisiera dárselo a Bonnie Raitt por segunda vez en tres años por su excelente Luck of the Draw , entonces REMs Out of Time , el mayor momento de exposición de los parangones del rock alternativo, liderado por el incomparable Losing My Religion, habría sido una buena elección.

Ni siquiera nominados: Nirvanas Nevermind , Red Hot Chili Peppers Blood Sugar Sex Magik , A Tribe Called Quests The Low End Theory solo por nombrar tres álbumes lanzados el mismo día (24 de septiembre) en 1991.

60. Eric Clapton, MTV Unplugged (1993)

Para ser justos con Eric Clapton, demuestra ser sorprendentemente bueno en su set de MTV Unplugged , que aprovechó tanto el creciente impulso del nuevo programa en vivo de prestigio de la televisión musical como su propio regreso impulsado por Tears in Heaven a principios de año a Diamond- ventas certificadas. Pero en el transcurso de una hora de vagancia polvorienta y discreta de blues-rock, el anciano estadista no puede evitar pasar de ganar a aburrir e invertir una de las perennes radiofónicas más mordazmente eléctricas en la historia del rock clásico en un lamento acústico arrastrando los pies que marca un golpeado con él, no deja de ser indescriptiblemente perverso.

¿Debería haber ganado? : Achtung Baby de U2 y Diva de Annie Lennox fueron dos escenas de apertura del segundo acto mucho más inspiradas que la reinvención ordenada por MTV de Clapton.

Ni siquiera nominado: Michael Jacksons Dangerous, Mary J. Bliges ¿Cuál es el 411? , Beastie Boys revisa tu cabeza

59. Frank Sinatra, Un hombre y su música (1967)

Un viaje musical a través de regrabaciones de clásicos de los primeros 25 años de Sinatra, narrado por el propio presidente y lanzado en un momento en que pensó que la cultura juvenil finalmente había terminado con él. Las nuevas versiones son sólidas y la narración ocasionalmente es reveladora, como cuando Sinatra alude a sentir a los Beatles respirándole en el cuello, o se niega a hablar sobre el declive de su carrera anterior a From Here to Eternity que casi lo venció 15 años antes, pero el AOTY lo habría hecho. tenía más sentido como premio Lifetime Achievement si no hubiera ganado el trofeo por segunda vez un año antes.

¿Debería haber ganado? Hablando de los Fab Four, hacía mucho tiempo que no habían obtenido su primera victoria, y su Revolver probablemente habría sido un buen lugar para comenzar.

Ni siquiera nominados: The Beach Boys Pet Sounds , The Supremes The Supremes A Go-Go , The Byrds Turn! ¡Giro! ¡Giro!

58. U2, Cómo desmantelar una bomba atómica (2006)

Más divertido y menos molesto más de una década después, eliminado de un millón de insufribles perfiles de revistas y promociones de Apple, así como el sonido asombrosamente ineludible de Bono contando incorrectamente hasta cuatro en español. City of Blinding Lights y Original of the Species son éxitos modestos que la banda aún no ha regresado a este siglo, aunque el hecho de que su intrépido líder se refiriera obtusamente al set como nuestro primer álbum de rock mostró cómo su retórica ya estaba comenzando a superar con creces su inspiración.

¿Debería haber ganado? Patrick Stump de Fall Out Boy ciertamente no lo creía así, afirmando que salió furioso de la ceremonia después de que el registro tardío de Kanye West cayera ante U2. Sin duda, Kanye estaría de acuerdo y, en este caso, nosotros también.

Ni siquiera nominados: Gorillaz Demon Days , MIAs Arular , Becks Guero

57. Paul Simon, todavía loco después de todos estos años (1976)

La marca de rock de la crisis de la mediana edad posterior a Garfunkel de Paul Simons alcanzó su cúspide comercial con Still Crazy , ganando su primero de dos AOTY en solitario y generando su primer y único éxito en solitario No. 1 con el himno furtivo de compromisofobia 50 Ways to Leave Your Lover . El atractivo para una generación de boomers envejecidos no es exactamente difícil de precisar, pero fue mucho más divertido en la década de 1973, más tonal y musicalmente variado. como si estuviera conteniendo lo verdaderamente cínico que ya se había vuelto.

¿Debería haber ganado? Justice for Captain Fantastic and the Dirt Brown Cowboy , el conjunto más fuerte de adelante hacia atrás de la carrera máxima de la superestrella de los 70, Elton John, tres veces nominado y ganador de cero veces.

Ni siquiera nominados: Led Zeppelins Physical Graffiti , Bruce Springsteens Born to Run , Fleetwood Macs Fleetwood Mac

56. Bob Newhart, La mente reprimida de Bob Newhart (1961)

El primer álbum de comedia en ganar el premio principal de los Grammy fue este improbable éxito de taquilla, que expuso al público criado en Henny Youngman a una nueva marca de comedia que todavía se siente al menos vagamente moderna más de medio siglo después. La configuración repetida de la conversación telefónica de un solo lado se convierte en un segundo verso igual que el primero en el transcurso del LP, pero coloque la mayoría de estas pistas sobre el video de una introducción de standup de Seinfeld o un Late Show With Monólogo de Stephen Colbert y se sentiría bien.

¿Debería haber ganado? Posiblemente, dado que la cosecha 61 no fue exactamente la competencia más fuerte, aunque si crees que Sinatra merecía un cuarto AOTY, su conjunto de baladas Nice n Easy habría sido una elección lo suficientemente creíble.

Ni siquiera nominado: grabación original del elenco de The Sound of Music , Elvis Presleys ¡ Elvis está de vuelta! , Miles Davis Bocetos de España

55. Tony Bennett, MTV Unplugged (1995)

El poco más divertido de los dos ganadores del Unplugged de los 90, gracias a la sorprendente superioridad y la energía ilimitada de Bennett, incluso a los 67 años como artista. Sin duda, una buena parte de las ventas de discos Platino se debieron a regalos de vacaciones y cumpleaños para familiares que solo necesitan un álbum al año, pero aquí hay alegrías legítimas: desde las pausas en solitario de Bennett en The Girl I Love hasta kd Langs sorprendente. pero bienvenida aparición en Moonglow a la inversión de la alegre Fly Me to the Moon de Sinatras como una canción de antorcha conmovedora y jazzística.

¿Debería haber ganado? Uhhh tal vez? La crisis de personalidad de los Grammy a mediados de los 90 resultó en una clase mediocre de los 95 que ignoró uno de los mejores años para los álbumes en la historia del rock alternativo y el hip-hop a favor de Bennett, The Three Tenors, Eric Clapton (otra vez), Bonnie Raitt ( otra vez de nuevo) y Sello. Elija entre ese grupo, pero no le enojaremos a Bennett que llega tarde al tablero aquí.

Ni siquiera nominado: Nas Illmatic , Snoop Doggy Doggs Doggystyle , Holes Live Through This

54. Steely Dan, Dos contra la naturaleza (2001)

Donald Fagen y Walter Beckers regresan de una pausa de 20 años con Two Against Nature de la década de 2000 con su malevolencia suave y acerada aún intacta, aunque no necesariamente con su habilidad para los coros deslumbrantes. más imborrable que cualquier anzuelo aquí. Aún así, no muchos otros álbumes en esta lista podrían comenzar con un 1-2 como Gaslighting Abbie y What a Shame About Me, bops de jazz-pop que están a la altura de la brillante escoria de sus títulos.

¿Debería haber ganado Haven? Por supuesto que no sobre Radioheads Kid A o Eminems The Marshall Mathers LP . Pero la mejor pregunta es cómo ganó el premio al mejor álbum vocal pop ese mismo año, una categoría que, sin sentido, enfrentó al dúo contra *NSYNC, Britney Spears y Madonna.

Ni siquiera nominado: DAngelos Voodoo , *NSYNCs No Strings Attached , Rage Against the Machines La batalla de Los Ángeles

53. Celine Dion, Enamorándome de ti (1997)

Dos pistas en Falling Into You le dan a Jim Steinman y Diane Warren posiblemente su mejor conducto de los 90, con Its All Coming Back to Me Now y Porque me amaste, respectivamente, y Celine ya había obtenido el título de la superestrella mundial más grande de Canadá de manos de Bryan Adams. El resto del conjunto se basa demasiado en versiones de clásicos pop establecidos (All By Myself, River Deep, Mountain High) para escalar las mismas alturas, aunque hay gemas que se encuentran en los rincones más profundos de los álbumes, como Make You con tintes de reggae. Happy y la candente canción principal.

¿Debería haber ganado? No no. Los Grammy finalmente salieron de su malestar de mediados de los 90 con su grupo más fuerte de nominados de esa década, incluidos Smashing Pumpkins, Mellon Collie and the Infinite Sadness , brillantemente sobrecargados, Odelay , la creativa alucinante de Beck, The Score , la obra maestra cinematográfica de The Fugees, y el pico R&B de los 90. estrella cumbre de la banda sonora de Waiting to Exhale pero premiada como la más débil de las cinco.

Ni siquiera nominado: 2Pacs All Eyez on Me , Fiona Apples Tidal , No Doubts Tragic Kingdom

52. Adela, 25 (2017)

Si era posible sentirse mal por una superestrella universalmente querida en medio de una segunda vuelta consecutiva de la victoria de los Grammy, tenías que sentir un poco de lástima por Adele en el podio del Staples Center, ya que literalmente se disculpó con la co-nominada Beyonc por ir dos por dos en AOTY con su récord de 25 . Es cierto que el éxito del LP se debió más al impulso que a cualquier otra cosa: Hola y un número de ventas de la primera semana que todavía se siente como si alguien hubiera colocado mal el punto decimal aparte, las baladas tibias y los números de medio tiempo plomizos que comprenden la mayor parte del conjunto aseguraron que el 17 Grammys fue la última vez que realmente pensamos en 25 tanto.

¿Debería haber ganado? No, limonada .

Ni siquiera nominado: Solanges A Seat at the Table , David Bowies Blackstar, Chance the Rappers Coloring Book

51. George Harrison & Friends, Concierto para Bangladesh (1973)

Los buenos sentimientos en torno al exitoso concierto benéfico de George Harrison de día y noche con invitados especiales no facturados como Ravi Shankar, Eric Clapton y un entonces solitario Bob Dylan dieron como resultado que se convirtiera en el primer álbum dirigido por un Beatle en solitario en llevarse a casa AOTY. . Hoy en día, el conjunto es más interesante como documento histórico que como una escucha de adelante hacia atrás, aunque sigue siendo al menos levemente esencial para la interpretación en solitario de Harrison de The Beatles Here Comes the Sun (en su primera presentación en vivo), y un resurgimiento miniset en solitario de un Dylan de voz más suave, que incluye un Just Like a Woman sin vals.

¿Debería haber ganado? Habría sido más divertido verlo ir a Nilssons Nilsson Schmilsson , un set brillantemente ecléctico con tres canciones (Coconut, Without You y Jump in the Fire) que aún resuenan en la cultura décadas después y después de Russian Doll , probablemente puedas agregar Gotta Get Up como su cuarto.

Ni siquiera nominados : David Bowies El ascenso y la caída de Ziggy Stardust y las arañas de Marte , Curtis Mayfields Super Fly , Aretha Franklins Amazing Grace

50. Jon Batiste, Somos (2022)

Los niños de los años 90 y 2000 podrían haberse sentido nostálgicos al escuchar a Lenny Kravitz anunciar a Jon Batistes We Are como el álbum del año 2022, un recuerdo de los ganadores de antaño, cuando los Grammy estaban tradicionalmente dominados por artistas veteranos aprobados por NPR que solo de pasada se cruzó con la corriente principal del pop actual. Sin embargo, We Are es en realidad un álbum mejor y más emocionante que muchos de esos LP menos que oportunos: un conjunto esporádicamente cursi pero inmaculadamente producido y magníficamente detallado que estalla con el tipo de exuberancia que Batiste mostró en su rápida interpretación de Grammys de Libertad. (Esa canción no es una de las mejores del álbum, prueba la influencia de Al Green y el falsete penetrante de Cry o Voodoo/ Coloring Book , que separa la diferencia de Adulthood, si aún no estás convencido).

¿Debería haber ganado? Realmente no y es difícil imaginar que lo hubiera sido si muchos de los éxitos de taquilla de superestrellas del pop-rap (Lil Nas Xs Montero , Doja Cats Planet Her ) y fenómenos del pop alternativo (Olivia Rodrigos Sour , Billie Eilishs Happier Than Ever ) no hubieran dividir los votos entre sí.

Ni siquiera nominado: Chris Stapletons Comenzando de nuevo, Halseys Si no puedo tener amor, quiero poder , Tyler, los creadores Llámame si te pierdes

49. Quincy Jones, De vuelta en el bloque (1991)

Un intento ocasionalmente forzado de unir cuatro décadas de la historia musical de Jones y, por extensión, cuatro décadas de música popular negra en un paquete modernizado y repleto de estrellas. Su kilometraje puede variar en Birdland electro-funky de Q o en la canción principal sofocada por el rapero, pero Secret Garden (Sweet Seduction Suite) es tan bueno como los equipos de etiqueta de R&B, y para bien o para mal, los álbumes viejos se encuentran con lo nuevo, conjunto- la estética del elenco proporcionaría la plantilla para que la siguieran innumerables favoritos de los Grammy.

¿Debería haber ganado? Un argumento a tener en cuenta, aunque los altísimos debuts homónimos de Wilson Phillips y Mariah Carey y el cambio de juego de MC Hammers, Please Hammer Dont Hurt Em , el primer nominado de hip-hop de la categoría, sin duda habrían sido elecciones más oportunas.

Ni siquiera nominado : Sinad OConnors No quiero lo que no tengo , Public Enemys Fear of a Black Planet , Garth Brooks No Fences

48. Frank Sinatra, Septiembre de mis años (1966)

La invasión británica realmente debe haber hecho sentir a la vieja guardia sus años a mediados de los años 60, inspirando a Sinatra, de 49 años, a grabar un álbum tan sensiblero como si estuviera llamando a la puerta de la muerte, en lugar de uno todavía 15 años después. su última nominación al AOTY. Como mínimo, la exuberante melancolía del conjunto es tan específicamente evocadora como cualquier álbum de la lista, y generó It Was a Very Good Year, una de las grabaciones más inmaculadas de todo el siglo XX.

¿Debería haber ganado? Eh Durante un tiempo, a mediados de los años 60, Sinatra estaba impidiendo que The Beatles obtuvieran su primera victoria, como los Celtics negaron a LeBron su debut en la final, aunque en 66, enfrentándose a los inconsistentes Help! banda sonora, Ol Blue Eyes probablemente ni siquiera necesitaba ir a siete juegos.

Ni siquiera nominados: Bob Dylan's Highway 61 Revisited , John Coltranes A Love Supreme , Herb Alpert & Tijuana Brass Whipped Cream y otras delicias

47. Beck, fase de la mañana (2015)

Un hermoso giro acústico del príncipe heredero de la holgura, solo disminuido en novedad porque ya había usado esa táctica una vez antes. La composición, la interpretación y la producción son innegablemente sólidas, y se trata del álbum menos probable que puedas imaginar para obtener algún tipo de reacción negativa significativa, pero luego, una noche en 2016, Prince llamó a Beck en lugar de Beyoncs, Kanye estuvo a un paso de agarrando el micrófono en protesta, y el tipo que escribió MTV Makes Me Wanna Smoke Crack aprendió lo que se siente ser oficialmente parte del establecimiento.

¿Debería haber ganado? No, Beyoncé.

Ni siquiera nominado: Banda sonora de Frozen , Sias 1000 Forms of Fear , La guerra contra las drogas Lost in the Dream

46. ??Santana, Sobrenatural (2000)

Un álbum tan paradigmático como el que se ha lanzado en los últimos 20 años, se ha dicho que innumerables artistas mayores que buscan alcanzar a la próxima generación para un impulso de vitalidad están sacando un Supernatural en las décadas posteriores. Sin embargo, pocos de ellos descubren tanta electricidad genuina: no solo Smooth y Maria Maria, sino también el alma mugrienta ideada por Lauryn Hill de Do You Like the Way e incluso el blues shuffle de Dave Matthews en Love of My Life. Solo en el tercio final de los álbumes, en gran parte sin invitados, Supernatural realmente pierde su magia.

¿Debería haber ganado? The Chicks Fly ciertamente podría competir por su dinero, un conjunto mucho más terrenal y menos espectral que casi coincidió con la certificación Supernatural RIAA para la certificación RIAA y, bueno, Backstreet Boys Millennium tiene I Want It That Way, entonces.

Ni siquiera nominados : Britney Spears Baby One More Time , Mobys Play , The Roots Things Fall Apart

45. Glen Campbell, Para cuando llegue a Phoenix (1969)

El primer álbum de country en ganar el premio más grande de la noche, gracias a la combinación del escritor Jimmy Webbs con una composición astutamente económica. La canción principal podría ser la mejor canción pop jamás escrita para ni siquiera intentar un coro con los productores Al De Lory y Nik Venets suspirando. las cuerdas y el tenor singularmente prístino de Campbell. Los aspectos más destacados están principalmente en el lado A, pero a pesar de los arreglos pesados, el conjunto nunca se arrastra del todo y en apenas 24:31 es fácilmente el más corto de los 60 destinatarios de AOTY.

¿Debería haber ganado? Simon & Garfunkels Bookends ciertamente apunta y en su mayoría golpea más alto, y es un poco antideportivo que el set de Campbell venciera al dúo con una versión de Homeward Bound en su lista de canciones.

Ni siquiera nominados : Otis Reddings The Dock of the Bay , Johnny Cashs At Folsom Prison , The Bands Music From Big Pink

44. Cristóbal Cruz, Cristóbal Cruz (1981)

El capitán del buen barco Yacht Rock cuando los años 70 cruzaron a los 80, el nombre de Christopher Cross se convirtió en un sinónimo de los años 80 anteriores a MTV que se convirtió en el primer artista en arrasar en las categorías Big Four de los Grammy (álbum, canción, disco, nuevo artista) finalmente terminó trabajando en su contra. A pesar de su estado clave, los álbumes son un ganador: los dos grandes sencillos serían definitivamente transportadores incluso si no fueran literalmente sobre el transporte, y pequeñas florituras como la percusión que hace estallar las mejillas en Never Be the Same o los coros de Eagles en The Light Is On aseguran las aguas son suaves en todas partes. (Hasta el iceberg de cierre que es Minstrel Gigolo, de todos modos).

¿Debería haber ganado? Bueno, verás, ahí está tu problema: el álbum Cross estuvo totalmente bien, pero se sintió un poco ligero derribar la titánica ópera rock de Pink Floyd, The Wall , sin mencionar los máximos del período tardío de Frank Sinatra ( Trilogy ) y Barbra Streisand ( Guilty ). los dos artistas más condecorados de la primera década de los Grammy.

Ni siquiera nominados: The Clashs London Calling , The Pretenders The Pretenders , Diana Ross Diana

43. Sangre, sudor y lágrimas, sangre, sudor y lágrimas (1970)

A pesar de haber llegado solo al segundo puesto de Nosotros Hot 100 con cada uno de sus tres grandes sencillos, el único álbum en la historia de las listas con tres éxitos que alcanzaron el número 2, Blood, Sweat & Tears triunfaron al final de los 70 Grammys. , sostenido como modelo de la utopía de las eras lo atraviesa todo. (Han superado la brecha generacional, la brecha de comunicación, la brecha de credibilidad, la brecha de sexo y, sí bebé, la brecha de color, el anfitrión Sammy Davis Jr. elogió). Esa reputación se evaporó casi inmediatamente después de las ceremonias, pero su homónimo El álbum atraviesa una impresionante cantidad de terreno, desde la fusión de jazz y funk hasta Erik Satie, y esos tres éxitos de anclaje evitan que se aleje demasiado.

¿Debería haber ganado? ¿Sobre Abbey Road ? No en tu vida. Y hablando de utopismo que cruza todo, The 5th Dimensions The Age of Aquarius fue a la vez más hip y más divertido y tuvo el mejor éxito escrito por Laura Nyro.

Ni siquiera nominado: Dusty Springfields Dusty in Memphis, The Whos Tommy , Sly & The Family Stones Stand!

42. Río de Herbie Hancock: Las cartas de Joni (2008)

Todavía quizás el único verdaderamente genuino Espera, ¿en serio, yo? reacción en la historia televisada de los Grammy, Herbie Hancock, de 67 años, se convirtió en el destinatario menos probable de AOTY de la década de 2000 por su compilación de versiones de Joni Mitchell, y estaba tan atónito que ni siquiera se dio cuenta cuando sus comentarios preparados se cayeron del bolsillo de su chaqueta en el escenario. Tal vez menos impactante cuando consideras que la lista de invitados que Hancock completó el álbum con River se convirtió en el tercer ganador en seis años en presentar la voz de Norah Jones en la pista de apertura y eso, bueno, es algo genial que Tina Turner y Leonard Cohen salgan. de sus zonas de confort para bendecir las interpretaciones dirigidas por piano meticulosamente arregladas de los cortes profundos de Joni.

¿Debería haber ganado? No del todo: Amy Winehouses Back to Black probablemente estuvo al frente en la fila para esos honores, con Kanye Wests Graduation justo detrás.

Ni siquiera nominado: Kala de MIA, Good Girl Gone Bad de Rihanna, Taylor Swift de Taylor Swift

41. Henry Mancini, Música de Peter Gunn (1959)

El primer álbum del año, cortesía de la banda sonora de un programa de televisión del que nadie recuerda nada más. El conjunto de jazz sigue siendo icónico por su tema con toques de rock, aún lo suficientemente amenazante como para incluir en la banda sonora de una secuencia extendida de policías y ladrones de Los Soprano décadas más tarde, pero su lado más suave es donde realmente brilla, cortesía de composiciones serenamente estereofónicas (y apropiadamente tituladas) como Dreamsville y Sonidos más suaves. Ese es un joven John Williams en el piano, por cierto, un futuro nominado por su cuenta para la banda sonora de Star Wars dos décadas después.

¿Debería haber ganado? Probablemente, aunque tomemos un momento en honor al nominado Van Cliburn, un pianista cuya interpretación del Concierto n.° 1 en si bemol menor de Tchaikovsky fue lo suficientemente contundente como para que, incluso en el punto álgido de la paranoia de la Guerra Fría, ganó el primer Premio Internacional Tchaikovsky de la historia. Competencia, como estadounidense en suelo soviético.

Ni siquiera nominado: The Music Man Original Cast Recording, Bo Diddleys Bo Diddley , John Coltranes Blue Train

40. Bruno Mars, Magia 24K (2018)

Fácilmente la elección más segura de los cinco nominados al AOTY en 2018, Bruno Mars no se dio cuenta mientras caminaba alegremente hacia el escenario para aceptar su final de seis premios Grammy que no eran solo cuatro de sus compañeros con los que estaba luchando, sino toda una cultura harta de la Academia de Grabación tomando el camino más fácil. No obstante, nadie podría criticar el oficio que se exhibe con 24K Magic , una oda brillantemente estudiada y ejecutada al R&B de la era Reagan que está demasiado ocupado pasándolo bien como para preocuparse por ser tímido tanto para su crédito como para su detrimento.

¿Debería haber ganado? No señor. Este debería haber sido el año de Kendricks.

Ni siquiera nominado: SZAs Ctrl , Ed Sheerans , A Tribe Called Quests Lo obtuvimos de aquí Gracias 4 Su servicio

39. Robert Plant y Alison Krauss levantando arena (2009)

Olvídese de Jimmy Page y Jeff Beck, fue la cantante y compositora de bluegrass-country Alison Krauss con quien el totémico líder de rock Robert Plant tuvo que relacionarse antes de que los Grammy decidieran comenzar a tomarlo en serio. Su Raising Sand es poderosa a su manera, encontrando su poder en los matices en lugar de la fuerza contundente, con incluso Plants banshee rugido transmutado en un arma de textura impresionante y fragilidad cautivadora. Aparentemente, los dioses necesitan pinceles además de martillos.

¿Debería haber ganado? Sobre ese tono y sutileza está muy bien, pero cuando va contra Lil Waynes Tha Carter III y Radioheads In Rainbows , tiene una batalla cuesta arriba por delante.

Ni siquiera nominado: Vampire Weekends Vampire Weekend , TIs Paper Trail , Katy Perrys One of the Boys

38. Varios artistas, oh hermano, ¿dónde estás? Banda sonora (2002)

Un juego divertido a principios de la década de 2000: encuentra a alguien que no sepa sobre O, hermano, ¿dónde estás? , reprodúzcales esta banda sonora y pídales que adivinen qué llevó a esta colección de versiones y estándares folclóricos de principios del siglo XX a convertirse en un fenómeno ocho veces platino y ganador de un Grammy. No es que saber que era la banda sonora de una comedia de culto modestamente exitosa realmente lo hace mucho más lógico, aunque tal vez solo se lo atribuya a la experiencia curatorial de T Bone Burnetts para lograr que estos crepitantes atascos de Dust Bowl se conecten con las audiencias del siglo XXI. Por cierto, Man of Constant Sorrow podría haber sido el gran éxito, pero son los números a cappella los que realmente golpean, particularmente Gillian Welch, Emmylou Harris y (nuevamente) Alison Krauss, la insidiosa interpretación de sirena de Didnt Leave Nobody But the Baby.

¿Debería haber ganado? Buena actuación de todos los involucrados, pero nadie es tan tonto como Stankonia -era OutKast.

Ni siquiera nominado: Jay-Zs The Blueprint , Daft Punks Discovery , Alicia Keys Songs in A Minor

37. OutKast, Speakerboxxx/El amor de abajo (2004)

Y aquí tenemos la continuación de Stankonia , dividida por miembros de OutKasts, uno de los álbumes más esperados del siglo XXI, un conjunto del 50 por ciento del camino hacia una victoria de AOTY antes de que escuchemos un segundo, y al menos el 80 por ciento allí. una vez escuchamos los 3:55 de Hey Ya! Decir que el doble LP completo estuvo muy por debajo de la marca quizás sería poco caritativo, dado que cualquier álbum que no fuera hip-hop Sign O the Times lo habría hecho, pero bueno, eso es lo que sucedió. La mitad de Big Bois era sólida pero no espectacular, la mitad de Andre 3000 era esporádicamente trascendente y con frecuencia nauseabunda, y Speakerboxxx/The Love Below cumplió con su potencial comercial y al mismo tiempo dejó una huella prácticamente invisible en la cultura pop una vez que sus dos sencillos principales desaparecieron de la vista.

¿Debería haber ganado? Justin Timberlakes Justified fue ciertamente un conjunto más digno, pero se siente mal despojar al hip-hop de uno de sus dos únicos ganadores de AOTY, así que démosle en su lugar a Missy Elliotts Under Construction , uno de los pocos LP de los 2000 con un sencillo principal. instantáneamente inmortal como Hey Ya!, y con una base mucho más fuerte para apoyarlo.

Ni siquiera nominado: Linkin Parks Meteora , 50 Cents Get Rich or Die Tryin , Beyoncs Dangerously in Love

36. Barbra Streisand, El álbum de Barbra Streisand (1964)

Ya una estrella de su carrera en Broadway, el debut discográfico de Streisands a la edad de 20 años fue lo suficientemente anticipado como para que pudiera permitirse el lujo de poner un The delante. Estuvo a la altura con una selección de estándares en su mayoría menos conocidos de queridos compositores, lo que permitió que su propia voz se elevara sin tener que competir con los fantasmas de las leyendas que la precedieron. Streisand interpreta las canciones con la precisión de un actor, cada letra se siente como una elección, lo que implica carácter e intención y con un viejo dominio del mundo del espectáculo, a pesar de ser el destinatario más joven de AOTY en las próximas tres décadas.

¿Debería haber ganado? Sí, y dado que dos de los nominados ese año fueron las Hermanas Swingle y la Monja Singing, no puedo decir que Babs realmente tuvo que sudar mucho al hacerlo.

Ni siquiera nominados: Bob Dylans The Freewheelin Bob Dylan , Booker T & the MGs Green Onions , Little Stevie Wonders The 12-Year-Old Genius

35. Lionel Richie, No puedo reducir la velocidad (1985)

Thriller lite en casi todos los aspectos importantes, aunque obviamente a principios y mediados de los 80, eso todavía era algo genial. El título no era literalmente cierto, ciertamente Richie pronto se convertiría en sinónimo de baladas como Hello y Penny Lover, pero el álbum tiende a acelerarse a medida que lo hace el ritmo, especialmente en la canción del título subestimada y la eufórica All Night Long (All Night), que sobrevivió a una breve aversión cultural de fin de siglo a las bocinas de los 80 para convertirse en el estándar de fiesta del calibre MJ que siempre mereció ser.

¿Debería haber ganado? No en 1985, no el año anterior había establecido un nuevo estándar para los LP como gigantes comerciales, y los nominados de este año lo reflejaron: Tina Turners Private Dancer , Cyndi Laupers Shes So Unusual , Bruce Springsteens Born in the USA , y lo mejor de la manojo, Prince & the Revolutions Purple Rain .

Ni siquiera nominado: Van Halens 1984 , Sades Diamond Life , Run-DMCs Run-DMC

34. Totó, Totó IV (1983)

Incluso más que Christopher Cross, Toto llegaría a ser objeto de burlas por su barrida en los Grammy con Toto IV , vilipendiados como músicos de estudio sin alma que inciden en la creatividad sonora ilimitada y el estilo visual de los años pico de las nuevas olas. No importa que Toto IV fuera esencialmente puro calor, desde el pavoneo de jazz-rock de Rosanna, hasta la balada tranquila y poderosa de I Wont Hold You Back e incluso el inquietante ritmo pop-rock de Its a Feeling. Toto would of course have the last laugh in perpetuity: Today, Africa alone has racked up more Spotify spins than the all the tracks on the other four nominees combined.

Should It Have Won? A strong maybe: the post-Boomer anxiety rock of Billy Joels The Nylon Curtain and the Windexed soul-pop of Donald Fagens The Nightfly also make unignorable claims.

Not Even Nominated : The Human Leagues Dare! , Duran Durans Rio , Richard and Linda Thompsons Shoot Out the Lights

33. John Lennon & Yoko Ono, Double Fantasy (1982)

Unlikely that any of the four other nominees bothered preparing much of a speech at the 1982 Grammys, since John Lennons tragic murder in December of 1980 more or less guaranteed that his final non-posthumous LP would take home top honors. Context aside, its an impressively rich listen: Lennons goopy love songs Woman and (Just Like) Starting Over understandably got the chart traction, but the sets real meat is in the gritted-teeth blues rock of his Im Losing You and the spiky new wave of Yokos Kiss Kiss Kiss.

Should It Have Won? Quincy Jones The Dude and Steely Dans Gaucho are two very different types of slick, but enjoyable as those sets may be, this award was always Lennons and Onos and thats fine.

Not Even Nominated : Talking Heads Remain in Light , Stevie Nicks Bella Donna , The Go-Gos Beauty and the Beat

32. Judy Garland, Judy at Carnegie Hall (1962)

A live tour de force from a concert billed as The Greatest Night in Entertainment History. Following a somewhat rocky 1950s, Live at Carnegie Hall catches Garland back on the upswing, but still smarting some from the sting of the down years an anecdote about being called fat in the UK paper feels telling and motivated to deliver standards like Thats Entertainment and The Man That Got Away as if her career depended on it. Only the extended vamping and applause breaks interrupt the spell of one of the all-time showbiz greats hard at work; by the 28th time you hear the horn riff from Over the Rainbow, you may start praying for a tornado to sweep through the orchestra.

Should It Have Won? The West Side Story film soundtrack, though. Una dificil.

Not Even Nominated : Etta James At Last! , Bobby Blands Two Steps From the Blues , Joan Baezs Joan Baez

31. Frank Sinatra, Come Dance With Me! (1960)

While most of Frank Sinatras Grammy-approved sets have been of the more dolorous, meditative variety, Come Dance With Me! has nearly as much energy as a Ramones album: a dozen tracks of tempo-pushing drums and horns that stab and puncture like guitar licks, as the Chairman directs you to the floor like an overexcited house DJ. Even the sad songs have pep Saturday Night (Is the Loneliest Night of the Week) zips along just like all the songs about dancing and the only letup comes when the set collapses over the finish line with closer The Last Dance. Cosas divertidas.

Should It Have Won? Probably not, just because of Harry Belafontes Live at Carnegie Hall album a set as masterful as Garlands, and predating it by about a year, setting the standard for the live album in general.

Not Even Nominated : Miles Davis Kind of Blue , Chuck Berrys Chuck Berry Is on Top , Marty Robbins Gunfighter Ballads and Trail Songs

30. Phil Collins, No Jacket Required (1986)

The further we get from the mid-80s, the more manic Phil Collins No Jacket Required sounds in retrospect an album of frenetic drum machines, blaring synths and horns, and overcaffeinated vocals, all seemingly bouncing around that big bald head of Collins like a bunch of randomly firing neurons. It adds up to one of the most memorable pop blockbusters of the decade and far more musically and emotionally complex than the Patrick Batemans of the world would have you believe though it might make you worry about just what kind of jacket Phils saying isnt necessary in the title.

Should It Have Won? Yep, though if youre purely talking highest highs, Whitney Houston might have Phil beat.

Not Even Nominated : Tears For Fears Songs From the Big Chair , Madonnas Like a Virgin , Kate Bushs Hounds of Love

29. Billy Joel, 52nd Street (1980)

The pressure was on for Billy Joel to follow up his 1977 best-seller The Stranger , but no man lacking in confidence has ever written a first verse or an opening riff like those of 52nd Street opener Big Shot. That one and My Life were the only real signature smashes off this one, but even if its starting lineup wasnt quite as overpowering as The Stranger s, its bench was deeper, particularly with the sparkling fusion of Rosalindas Eyes, the Spectorian drama of Until the Night and the jaunty Ray Charles impersonation of the title track.

Should It Have Won? Not over Queen of Disco Donna Summers era-capping masterwork Bad Girls , no.

Not Even Nominated : Michael Jacksons Off the Wall , The Knacks Get the Knack , Rickie Lee Jones Rickie Lee Jones

28. Norah Jones, Come Away With Me (2003)

The first artist since Christopher Cross to sweep the Grammys Big Four though Jones only walked away with three of the trophies herself, since she didnt write her song of the year winner Dont Know Why and proof that you never know where truly untapped commercial niches lie. The Diamond-certified Come Away With Me became synonymous with Starbucks pop and unchallenging vibe playlists, but its closer to the Trinity Session of the 00s: intimate performances with absolutely gorgeous acoustics and a killer Hank Williams cover.

Should It Have Won? Yeah, why not. Theres only one Come Away With Me , and everyone else nominated that year (The Chicks, Eminem, Nelly, Bruce Springsteen) was arguably more deserving for earlier works anyway.

Not Even Nominated : Wilcos Yankee Hotel Foxtrot , Coldplays A Rush of Blood to the Head , Avril Lavignes Let Go

27. Arcade Fire, The Suburbs (2011)

Indie rocks moment of triumph at the Grammys, for an album whose reach was great enough that it almost had to break through above ground. The sets grand theatrics get a little exhausting over the course of 64 minutes, but its worth the emotional energy to scale the heights of mountainous two-parters like Half Light and The Sprawl and besides, overwhelming endlessness is kinda the point anyway. In 2011, you could at least sorta vaguely trace a trajectory for Arcade Fire that paralleled U2 in their first seven years. Then America decided it preferred Mumford & Sons.

Should It Have Won? Oof, over Lady Gagas The Fame Monster ? Depends on how you prefer your high-concept drama and glistening artifice, spose.

Not Even Nominated : LCD Soundsystems This Is Happening , The Black Keys Brothers , Sades Soldier of Love

26. The Chicks, Taking the Long Way (2007)

The Chicks finally broke through on their third AOTY nomination, though it essentially cost them their country career, following their refusal to, well, make nice after polarizing America with their anti-George W. Bush comments. But while theres certainly righteous fury to be found on the Rick Rubin-produced Taking the Long Way , its only one of many shades the album has to offer Baby Hold On does Beatlesque better than anyone since Britpop, and Lullaby is an acoustic tearjerker that undoubtedly forced a then-teenage Taylor Swift to step her own game up.

Should It Have Won? Justin Timberlake set the pre-Gaga standard for 21st-century pop with his FutureSex/LoveSounds but even he had to know this was a shut-up-and-sing year for anyone not named The Chicks.

Not Even Nominated : Mary J. Bliges The Breakthrough , Beyoncs BDay , TV on the Radios Return to Cookie Mountain

25. Simon & Garfunkel, Bridge Over Troubled Water (1971)

Both a commercial culmination and a not-so-fond farewell for the most popular duo of the late 60s. For such an established classic, Bridge Over Troubled Water is actually kind of a mess, with soaring near-hymnals like The Boxer and the title track interspersed with silly trifles like Baby Driver and Keep the Customer Satisfied (and So Long, Frank Lloyd Wright, which valiantly tries to split the difference between the two). Its not surprising which side the album is better remembered for, though, and the end product is doubtless one of the most unforgettable albums of its era anyway.

Should It Have Won? Probably, though looking at the list of other nominees gives the appearance of S&G passing the torch to the next generation, including early works from James Taylor, Crosby Stills & Nash and Elton John.

Not Even Nominated : Neil Youngs After the Gold Rush , Van Morrisons Moondance , James Browns Sex Machine

24. Daft Punk, Random Access Memories (2014)

The first electronic album to win AOTY, at the height of the EDM era except RAM wasnt really EDM at all, but rather an ambitious disco-funk throwback (with a 70s pop and 00s indie guest list) that probably qualifies as rootsy by Daft Punks standards. The albums not perfect, but it does get better the more you lose yourself to prog and dive into sprawling odysseys like Touch and Motherboard. The French house duo proved that true innovators never pat themselves on the back for being ahead of the curve and were rewarded with the biggest hit of their career for it.

Should It Have Won? Itd be a lot easier to have this discussion if Kendrick Lamar had already won for one of his other albums already, but the fact that debut good kid, mAAd city just

Video: