Seleccionar página

Si bien la cultura pop está ampliamente familiarizada con Michael C. Hall a través de su papel como el asesino en serie antihéroe titular en Dexter , el actor también es un actor de Broadway desde hace mucho tiempo, ya que interpretó papeles principales en Chicago, Cabaret y Hedwig and the Angry Inch .

Fue a través de este último papel como víctima de una operación fallida de cambio de sexo/aspirante a estrella de rock que Hall conoció a sus compañeros de reparto Matt Katz-Bohen, un músico que ha tocado teclados para las leyendas del rock de Nueva York Blondie desde 2008, y Peter Yanowitz, el baterista. para bandas como The Wallflowers y Morningwood. Inspirándose en la música de club, la nueva ola de los 80 y sus orígenes en Broadway, el trío ahora está creando música dance bajo el apodo profundamente caprichoso Princess Goes to the Butterfly Museum, un nombre ideado por la hija pequeña de Katz-Bohen.

Relacionado

Lizzo anuncia una nueva versión de 'GRRRLS' después de una reacción violenta por la letra de Ableist

En diciembre pasado, el trío lanzó su primer sencillo Ketamine, una metódica grabación lenta en la que la voz de Halls crea un estado de ánimo inquietante. Hoy (7 de febrero) Princess Goes to the Butterfly Museum regresa con Come Talk To Me, en la que Hall superpone su falsete sobre sintetizadores estilo Moroder, cortesía de Katz-Bohen y Yanowitz.

Habiendo pasado mucho tiempo recientemente en el estudio escribiendo y grabando, el grupo promete mucha más música para este año. Aquí, hablan sobre sus orígenes en Broadway, sus DJ favoritos y su nombre bastante inusual y muy original.

¿Cuándo fue el primer momento en que ustedes dijeron, Oye, deberíamos formar una banda!

Yanowitz: Todos tenemos el ADN común de hacer Hedwig en Broadway juntos, e hicimos algunos lazos durante el espectáculo. Matt y yo salimos en la gira estadounidense de Hedwig , y salíamos mucho de gira, tocábamos todas las noches y nos hicimos amigos rápidamente. Antes de que terminara la gira, decidimos que deberíamos pasar el rato y hacer música cuando volviéramos a Nueva York. Le dices eso a mucha gente y no sucede, pero con Matt, seguimos saliendo y haciendo música.

¿Y que?

Yanowitz: Muy poco después, Michael vino y escuchó algunas de las canciones y notó que no teníamos voces. Al día siguiente, vino y escribió una hermosa melodía y letra para la canción Love American Style de nuestro primer lanzamiento que saldrá en marzo. Fue como un matrimonio musical hecho en el cielo. Simplemente partimos de ahí. Eran solo tres amigos pasando el rato, divirtiéndose, haciendo música.

¿Es esta música de alguna manera una extensión de lo que estabas interpretando en Hedwig ?

Hall: Bueno, Hedwig fue la primera oportunidad que tuve de estar al frente de una banda, aunque vestida con tacones de plataforma y travesti, y me dio una buena idea de lo que se siente. Pero estaba interpretando un personaje y cantando canciones de otra persona con un grupo de músicos que estaban tocando canciones de otra persona, mientras que en este caso, realmente nos pertenece a todos y surge de nosotros, por lo que es algo muy diferente. Pero sí, creo que Hedwig fue quizás lo que me llevó a sentir lo que era estar al frente de una banda, lo que me llevó, en cierto modo, a hacer el musical de David Bowie, Lazarus. En retrospectiva, todos los caminos parecen conducir a esto.

¿Son ustedes clubbers de la vida real y fanáticos de la música dance?

Katz-Bohen: Volviendo a la música disco de los 70, amamos a Diana Ross, Giorgio Moroder, todos esos increíbles artistas disco de los años 70 y 80. Y Blondie, con quien juego. En cuanto a material más nuevo y EDM, me encanta Justice y todo lo que sale de Francia. MK es un DJ al que le gustaba todo. Además, nuestra amiga Miss Guy es nuestra DJ favorita de Nueva York. Él es simplemente el mejor en sintetizar todas nuestras influencias musicales y hacer que sea una noche realmente mágica. Siempre tratamos de que sea DJ cada vez que tocamos un show, ya sea antes o después de tocar.

¿Te imaginas que tu música se reproduzca en clubes?

Katz-Bohen: Por supuesto, nos encantaría tener nuestra música en una pista de baile de alguna manera.

Yanowitz: También estuvimos muy abiertos a que los DJ y los remezcladores tomaran nuestra música y la convirtieran en otra cosa, solo para publicarla.

Cuéntanos un poco cómo Princess Goes to the Butterfly Museum se convirtió en tu nombre.

Katz-Bohen: Nos encanta el aspecto mariposa. Representa la transformación. Oruga, capullo, mariposa. Nuestra música trata de encarnar eso de una manera metafísica. En cuanto a Princess Goes, todos intentaban ser más femeninos. ¿Qué puedo decir? No eran fanáticos de la masculinidad tóxica.

Hall: Además, un museo de mariposas es algo potencialmente mágico y hermoso, pero también hay algo tal vez algo siniestro al respecto. ¿Estas mariposas están volando o están clavadas en las paredes? Estoy de un lado a otro en términos de cómo podría ser ese museo. Y el nombre en sí está abierto a la interpretación. Nos lo regaló la hija de Matts, quien de alguna manera, de la nada, le dio un nombre a algo que estábamos teniendo dificultades para nombrar. Cuando Matt entró con él, sin poder explicarlo del todo, se sintió bien. Se sentía como algo que encapsulaba todos los sonidos que estaban haciendo.

¿Quién hace qué aquí en términos de instrumentos y voces?

Yanowitz: Creo que todos traemos cosas diferentes en diferentes momentos. Toco la batería y grabo muchas voces de Mike. Me encanta producir voces, y creo que es algo en lo que soy bueno, pero todos usamos sombreros diferentes en diferentes momentos. Creo que esa es otra razón por la que es una colaboración que nunca pasa de moda. También escribimos mucho juntos en la sala, y vamos directamente a tocarlo, improvisar y grabarlo, y esas se convertirán en nuestras canciones simplemente estando en el momento.

Hall: Y simplemente, Peters detrás de su batería, Matts detrás de sus teclados y yo cantando. Pero hay mucho más que eso, porque tanto Matt como Peter están mucho más allá de cualquier tipo de sonido singular. La batería de Peter está conectada a pads y sonidos electrónicos, y Matt es como James T. Kirk, Mission Control. A veces canto voces a través de una caja de efectos para poder modificar, pero es básicamente así de elemental. Son tres tipos en sus propios mundos que se cruzan para crear un mundo que ninguno de nosotros podría hacerlo individualmente. Supongo que así es cuando las bandas tocan en el escenario. [ Risas .]

Pero en cuanto al proceso de grabación, no tenemos reglas ni fórmulas que seguir para crear una canción. Simplemente emergen de uno o dos o de todos nosotros.

Si esta canción fuera a servir como tema de un programa de televisión, ¿de qué trataría ese programa?

Hall: Una especie de campo de prisioneros distópico, donde los prisioneros se mantenían bajo control al recibir drogas psicodélicas.

Katz-Bohen: Y luego tienen fiestas de baile raves toda la noche. O, de vez en cuando. Raves ocasionales.

Video: